Cañón manual 80 cm. (vacío)

4,50 €

128

Producto nuevo

Cañón manual de 80 centímetros vacío, ideal para cargar posteriormente con confeti o serpentinas. Este lanzador es de uso autónomo y, por ello, no se requieren de sistemas adicionales para su uso.

Contenido

Lanzador manual de 80 cm. vacío. El cañón manual "101M" está pensado para aquellas personas que necesiten un lanzador vacío para meter el contenido posteriormente. Está pensado para rellenarlo con confeti y/o serpentinas.

Efecto

Para poder utilizar este cañón manual de 80 centímetros se ha de tener en cuenta que, dependiendo de la carga, seguiremos unas indicaciones u otras.

El tubo está pensado para ser usado en espacios grandes. Si cargamos confeti deberemos tener un mínimo de 9 metros en total y orientaremos el lanzador en vertical o diagonal. Si, por otra parte, ponemos serpentinas, estas deben ser de 10 metros de largo que, sumadas a la potencia del cañón manual, hará un total de 14 metros recomendables. Su orientación debe ser en horizontal o diagonal para generar un mejor efecto "tela de araña".

Funcionamiento

Este lanzador es de uso completamente autónomo y no requiere de dispositivos adicionales.

El cañón manual de 80 cm. de confeti con referencia "101M" está compuesto por dos partes diferenciadas:

  • La parte superior donde cargaremos las serpentinas y/o el confeti
  • La parte inferior con la bombona de aire comprimido que lanzará posteriormente el confeti. 

Quitamos el tapón de plástico o rompemos la tapa de protección de papel de seda que tiene para que el confeti no se derrame en el transporte. Quitamos la banda precinto de seguridad situada entre ambos cuerpos.

Levantaremos los brazos al máximo en el disparo para usarlo en condiciones totalmente seguras. Además, no agujerearemos el lanzador manual ni lo expondremos a fuentes de calor ya que contiene gas. Finalmente, cuando lo manipulemos no lo haremos ni apuntando a la propia cara ni a otras personas.

Con la mano izquierda cogeremos la parte superior del cañón "101M" y con la mano derecha la parte inferior que nos servirá para detonar la carga.

La parte inferior izquierda tiene un pequeño juego que sirve para activar el mecanismo. Giramos con firmeza esta parte con la mano derecha y el confeti saldrá disparado a presión.

 

Medidas producto:80 cm. de largo x 5 de diámetro.
Peso producto:0,4 kg.
Color:All colours available.
Desechable:Si.
Gas:Nitrógeno comprimido.
Presión:2.0 mpn.
Otros:CE (obligatorio para venta y uso).

Productos relacionados

4,95 €

Cañón eléctrico de 80 cm. vacío. Este lanzador no contiene ninguna carga en su interior y está pensado para poder rellenarlo con confeti o serpentinas posteriormente. Se requiere disparador eléctrico para el funcionamiento del canón. 

19,95 €

Confeti de mariposas de papel de seda. Gracias a su bajo peso su caída es muy lenta y, además, viene ordenado en tacos dentro de una bolsa de 1 kg. Sirve para decorar, lanzar a manualmente y colocar en cañones para un posterior disparo. Están disponibles en diferentes tamaños y colores. 

4,95 €

Ristra de 32 serpentinas de 10 metros de largo y 1,5 centímetros de ancho, metalizadas con efecto brillo, las cuales están disponibles en colores plateado, dorado y multicolor. Son ignífugas, no destiñen y están pensadas para ser cargadas en máquinas de confeti o cañones compatibles.

Añadir a la cesta
19,95 €

Confeti de corazones de papel seda. Este confeti, de caída muy lenta por su bajo peso, viene ordenado en tacos dentro de una bolsa de 1 kg. Sirve para decorar, lanzar a puñados y colocar en los tubos de confeti. Además, están disponibles en diferentes colores y tamaños.

12,71 €

Confeti rectangular papel seda de 2 x 5 centímetros empaquetado en dos cajas de medio kg cada una. Viene ordenado en tacos, ideal para rellenar cartuchos de confeti manuales o eléctricos y para usarlo con máquinas de confeti de disparo único alimentadas por aire o gas. Es ignífugo, no destiñe y cuenta con su certificación CE.

2,44 €

Ristra de 32 serpentinas de papel de 10 metros de largo por 1,5 centímetros de ancho. Están disponible en colores como blanco, rojo, amarillo, azul, verde, naranja, rosa... Son ignífugas y no destiñen. Además, están diseñadas para ser cargadas en cañones o máquinas de confeti compatibles.